Qué significan los cambios de privacidad de Apple para el Email Marketing

Qué significan los cambios de privacidad de Apple para el Email Marketing

Los nuevos cambios introducidos en las últimas actualizaciones de Apple diseñados para proteger la privacidad del consumidor están revolucionando el mundo del marketing. Si bien Apple ha sido durante mucho tiempo un defensor de la seguridad de los datos del usuario, el último update de iOS15 marca una tendencia en el roadmap donde los marketers tendrán que evolucionar y ser aún más transparentes con el usuario.

Analicemos qué significan estos cambios para las campañas de email marketing y, en concreto, para métricas indispensables hasta ahora para el análisis de resultados como la localización del usuario al abrir los emails y las aperturas (Open Rates).

Cambios de Privacidad de Apple

En esta última actualización de Apple, los consumidores obtienen más control sobre los datos que comparten a través de “Mail Privacy Protection”.

Apple lo describe así en su anuncio

En la app Mail, “Mail Privacy Protection” impide que los remitentes utilicen píxeles invisibles para recopilar información sobre el usuario. Esta nueva prestación evita que los remitentes sepan cuándo se ha abierto un email y oculta la dirección IP del usuario para impedir que se relacione con su actividad online o se use para determinar su ubicación.”

Protección de datos de terceros

En este sentido, todos los usuarios que utilicen la aplicación nativa y activen la “Mail Privacy Protection aparecerán sin localización (ocultando la IP del usuario) y todos aparecerán como abiertos. Con este nuevo cambio, los píxeles de seguimiento, (que introducen las aplicaciones de marketing automation) no realizarán su cometido. Los emails pasan a “abrirse” en el servidor de Apple, generando una imagen del correo que es la que nos llegará a la aplicación. Por tanto, todas las comunicaciones que cumplan esta opción tendrán una única apertura independientemente de si el usuario ha abierto la comunicación n veces o ninguna.

Todo ello trastoca nuestras métricas y las aperturas dejan de ser un indicador fiable, aunque siempre fue un indicador orientativo y no un dato 100% seguro. A partir de ahora tendremos que jugar nuestros partidos con otro delantero, siendo uno de nuestros delanteros estrella los clics.

Cómo afecta a nuestras campañas y qué podemos hacer en su lugar

Nuestras creatividades tienen que explotar el engagement aún más que nunca, haciendo que el usuario haga clic e interaccione con nuestros contenidos. Esto permitirá que sí al menos ha hecho un clic (aunque sea por accidente del usuario), ya sabremos que al menos el usuario ha visualizado el contenido. Por tanto, podremos tener un CTR (Click Trough Rate) pero no un COR (Click Open Rate).

Una manera de trabajar el engagement puede ser los nuevos interactive emails, que permiten crear emails con la misma apariencia y parecida funcionalidad que una web e incluso recabar datos directamente del usuario en el propio email, mejorando la experiencia de usuario.

Por último, no nos podemos olvidar de recabar toda la información posible como pueden ser las propias respuestas del usuario a través del canal. Ya sabemos que en función del tipo de generación es más o menos propensa a contestar a un email, pero no debemos olvidar de que cada detalle cuenta y por lo tanto es una métrica susceptible para controlar por pequeña que sea.

También te puede interesar

Stay in Touch con el equipo de BMIND

Suscríbete a nuestra newsletter y síguenos en las redes sociales para conocer las últimas noticias y tendencias del sector.